ABOUT

Me cuesta recordar cuando empezó mi afición por la fotografía, lo que es seguro es que fué pronto.

A los nueve años me regalaron mi primera cámara de fotos y un proyector de diapositivas que usaba, tras unos días de impaciencia provocada por la espera de los revelados, con ilusión para ver las fotografías que había realizado. Tras esto llegaron mis primeras cámaras digitales de bajo coste, y por fin una cámara réflex que aún conservo y de vez en cuando sigo usando.

El deporte y la imagen son dos cosas que siempre han estado presentes en mi vida, me he dedicado muchos años al diseño gráfico, profesión que me ha ayudado mucho en mi visión como fotógrafo. Tras unos díez años como diseñador, decidí formarme profesionalmente como fotógrafo en escuelas de Madrid, lugar donde nací y donde resido actualmente.

Pero… ¿por qué soy fotógrafo de bodas?

Porque me cuesta imaginar un entorno más positivo. Disfruto del ambiente que se genera el dia de vuestro enlace, todas las personas invitadas van con ganas de pasarlo bien, de comer, beber, bailar, de salir guap@s enlas fotos e incluso l@s más cara duras intentan aprovechar la ocasión para ligar… ya se sabe, de una boda sale otra boda.

Ser fotógrafo de bodas me da la posibilidad de vivir y captar momentos a través de mi cámara repletos de emociones y sentimientos, conocer personas maravillosas y sobre todo me permite entregaros un recuerdo en forma de fotografías para toda la vida, un recuerdo que enseñaréis a vuestros hijos, un recuerdo que rescataréis del armario cuando queráis revivir aquel abrazo con ese familiar que ya se ha ido, un recuerdo que os sirva para recordar lo mucho que os queréis y os de fuerzas para seguir luchando, en definitiva, un recuerdo de vuestro día, de vuestra historia, la más bella historia de amor jamás contada…

Espero conoceros pronto.